Ficción

Inmobiliaria

Todas las casas están habitadas por fantasmas. Algunas por las almas de los muertos, es decir por fantasmas en el sentido riguroso del término. Otras por las sombras de lo que serán los que las habitan. Si la vejez que ya viene, siempre ya viene; el hastío y la fatiga no estuvieran desde el principio en los corredores de la casa que hoy estrenamos, el frío y el silencio serían tan insoportables que tendríamos que ir pensando en una nueva mudanza.

Opine pues...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s