Opinión

Betty la fea, la telenovela que mató las telenovelas.

Betty la fea” NO era la historia de una mujer ‘fea’ que rompía los esquemas de belleza, sino de una mujer “bonita” según los estándares que no sabía arreglarse y que al final tuvo que mostrar su belleza estandar (de nacimiento, blanca, alta, delgada) para que su principe azul (rico y guapo) por fin pudiera aceptarla.

¿Qué tienes eso de innovador, qué tiene eso de interesante?

Colombia tuvo sus propias telenovelas de calidad y originales mucho antes. Pensemos en San Tropel, Calamar, Amar y Vivir, Escalona, Gallito Ramírez, El Cacique y la Diosa, Cuando quiero llorar no lloro (AKA Los Victorinos) y por supuesto “Azucar” (con libreto de Fernando Gaitán). Todas esas producciones exploraban las multiples caras de la colombianidad (que no se puede definir, por eso la exploración), siempre he pensado que algunas inspiradas por ese Macondo en el que nos estábamos cuenta de que vivíamos.

Los héroes eran pobres, viejos, perdedores, los finales no siempre eran felices (¿Quién no lloraba con las muertes de los personajes de Carlos Muñoz?), las grandes cuestiones sociales se trataban con humor pero sin que se convirtieran un chiste, los argumentos dejaban lugar para los juegos y la magia (¿Se acuerdan Guri Guri?) , para acabar con los tabús (¿tabués?, ¿tabuses?) como hizo “El Divino” escrito por Gustavo Álvarez Gardeazabal y sobre todo las imagenes eran trabajadas, se rodaba en pueblos y en exteriores, con gente de verdad lejos de los personajes vacíos que funcionan en cualquier país no gracias a la universalidad del arte honesto (Toda familia es Karamazov) sino a la globalización sin principios (Los ‘big mac’ son iguales en la Jimenez con Séptima, en Kyiv y en Marrakech).

El éxito mundial (certificado por el libro Guinness de los records, desde ayer nos lo han dicho hasta el cansancio) de ‘Ugly Betty’ no prueba la calidad de la producción, sino su falta de alma y de tripas.

“Betty” no renovó la telenovela sino que la adaptó a los estándares (machistas, esteticistas y clasistas) de las producciones de Univisión. Fue así como mató el único género que hubiera podido salvar la calidad de la televisión colombiana.

Opine pues...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s