La Estatua del Parque
Ficción

La Estatua del Parque

publicado en Águilas y Moscas

El camión se detuvo y pusimos los pies sobre el asfalto; primero Ariadna, luego yo. Buena gente el señor, nos había dejado viajar en la cabina. Buen presagio. Luego de escuchar nuestros agradecimientos, se despidió con un “Suerte” y siguió con su carga de chatarra para Sogamoso. Al otro lado de la carretera vimos el anuncio en la pared: TIENDA “LAS QUINCE LETRAS”. Ese letrero me había llamado la atención desde que era pequeño y pasábamos por esa carretera en camino al Paso de Pescadero. LAS QUINCE LETRAS. Traté de pensarlo en inglés, the fifteen LETTERS eran diecisiete.THE SIXTEEN LETTERS, igual. SEVENTEEN se pasaba. THE EIGHTEEN letters era perfecto pero el hecho de que el letrero fuera en inglés cambiaba todo el paisaje. “THE EIGHTEEN LETTERS” ya no era una tiendita de carretera sino un refugio para asesinos en fuga y parejas ilegales Sigue leyendo

Anuncios
Soy hombre y soy feminista
Opinión

Soy hombre y soy feminista

Soy hombre y soy feminista. Eso no tiene ningún mérito, o no debería tenerlo, porque en la época que vivimos y sobre todo si miramos hacia adelante, todo mundo tendría que ser feminista y las explicaciones tendría que darlas los que sufren de la única forma nociva de nostalgia: la obsesión por conservar el estado actual de las cosas cuando el estado actual de las cosas es una mierda. Sigue leyendo

La obra de Mircea Cartarescu: 200 años de Europa Oriental
Crónicas y Reportajes/Entrevista

La obra de Mircea Cartarescu: 200 años de Europa Oriental

publicado en REVISTA ARCADIA

Tome Cien años de soledad, agréguele la feliz locura y la espiral en bajada de los falsos bohemios de Rayuela, las sagas familiares de Faulkner, la nostalgia por los detalles de Proust, la recurrencia de los personajes de Balzac, los juegos mentales de Borges, la opresión que se siente en Kafka, las monomanías de Poe, las mujeres de las novelas de Leonard Cohen, la presencia obsesiva de una ciudad como en Joyce y la Nueva Orleans mágica de Capote. Entonces tendrá una primera idea, una impresión al menos, de lo que puede encontrarse en la obra de Mircea Cartarescu. Un momento… faltan los extraterrestres. Y los monstruos. Sigue leyendo